Águila Arpía: Información Sobre el Águila más Poderosa del Mundo (con Fotos y Video)

El Águila Arpía es el aguila mas grande y fuerte del continente Americano asi como tambien en el mundo. A pesar de muchas historias el aguila arpia no ataca a humanos y solo se alimenta mamiferos pequenos y monos.

Este articulo cubre aspectos básicos de la biología y ecología de esta majestuosa águila. Estos aspectos incluyen la distribución geográfica, hábitat, biología alimentaria, función ecológica de las águilas arpías, conservación y biología reproductiva.

Nombre Cientifico: Águila Arpía o Águila Mayor (Harpia harpyja)

Significado:
Harpia
: Latin= Harpe que significa ave de presa, probablement en referencia auna ave mitologica .
harpyja: unclear meaning. Probablement una palabra relacionada a la palabra Harpia.

 

Macho y hembra de águila arpía y polluelo de approximdament mes y medio. Foto: Erisvaldo Almeida

 

¿Dónde viven las águilas arpías?

El águila arpía vive generalmente a elevaciones bajas en el bosque húmedo tropical Amazónico, así como también en el bosque humedo de la costa Atlantica de brasil, centro America, hasta Mexico. En general viven en bosques donde exista suficiente abundancia de presas. La presencia de árboles emergentes que el águila usa para nidificar es también un factor importante en su hábitat.

El bosque húmedo tropical Amazónico, hogar del águila arpía, contiene una de las biodiversidades más altas del mundo. Otras especies de animales emblemáticas de este ecosistema incluyen tapires, monos, perezosos, jaguares, guacamayos, serpientes, ranas, así como también miles de especies de insectos y plantas.

Si bien es cierto que el águila arpía requiere de grandes extensiones de bosque prístino con abundante disponibilidad de presas y árboles para la nidificación, estudios de campo han demostrado que estas pueden sobrevivir en hábitats que han sido alterados por los humanos siempre que haya una suficiente cantidad de animales que le sirvan de presa.

Algo importante en los hábitats impactados donde el águila arpías persiste es que los pobladores locales no las cacen ni corten los árboles que le sirven al águila para hacer sus nidos y reproducirse.


Distribucion geografica actual del águila arpía.

 

Cambios en su distribución geográfica.

El rango de distribución geográfica del águila arpía se ha reducido tremendamente. En el pasado, el águila arpía se encontraba desde el sur de México a través de América Central y América del Sur hasta el norte de Argentina.

Desafortunadamente la perdida de hábitat ha diezmado las poblaciones de esta águila. En regiones donde todavía existen bosques, pero existen la presencia humana el número de águilas parece estar reducido debido a la persecución por parte de los pobladores locales.

En Sudamérica, el águila arpía se encuentra mayormente en el bosque húmedo tropical amazónica y ecosistemas de bosques adyacentes al bosque húmedo tropical.

En América Central, el águila arpía ha desaparecido o se encuentra en densidades muy bajas. Solo en las regiones de bosques continuos, tales como los bosques del Darién, adyacentes a Colombia, el águila arpía todavía persisten en números relativamente saludables.

En los países de América Central, al igual que otras regiones, la principal causa de la desaparición del águila arpía es la perdida de hábitat y la persecución por parte de los humanos.

¿Qué impresión tenemos de un águila arpía?

  • La de un ave rapaz inmensa con patas gruesas y garras grandes y fuertes que se asemejan al grosor de la muñeca y manos de una persona.
  • La de un ave rapaz tan poderosa que puede acuchillar y matar a un oso perezoso solamente con la fuerza de sus patas y sus garras.
  • La de un ave rapaz que mayormente forma parejas de por vida y son padres ejemplares en cuanto comparten las tareas de construcción y protección del nido y la crianza de sus polluelos en proporciones similares.
  • La de un ave rapaz majestuosa que después de cuidar a su polluelo en el nido continúa cuidándolo por uno o dos años después que el polluelo deja el nido.
  • Si puedes imaginar todas estas características de apariencia y comportamiento entonces puedes visualizar a un águila arpía.

 

Águila arpía y humano adulto para comparar proporciones de tamaño.


Adaptaciones y medidas.

El águila arpía es una de las aves rapaces más poderosas. Mide aproximadamente 6.5 ft de envergadura, es decir la medida de punta a punta de las alas extendidas. Esto es igual o más largo que la altura promedio de un hombre parado.

Interesantemente, la forma de las alas y la cola del águila arpía no están diseñadas para volar grandes distancias o elevarse en el cielo usando las corrientes térmicas. Estas están diseñadas para volar dentro de la espesura del bosque tropical sorteando obstáculos, así como también lanzar ataques rápidos a sus presas ubicadas entre obstáculos.

El águila arpía tiene alas muy anchas y redondeadas. La cola también es ancha, relativamente larga, y cuadrada perfectamente adaptadas para la maniobrabilidad que requiere el vuelo dentro del bosque. Cuando se quieren desplazar distancias más largas, mayormente lo hacen en vuelos de distancias cortas o aun de árbol en árbol.

 

Medidas:

  • Peso:  Macho= 4 – 4.8 kg,  Hembra= 7.6 – 9 kg
  • Embergadura: 1.8 – 2.24 mt
  • Largo: 0.86 – 1.1 mt

 

Adaptaciones del sentido del oído.

En el espeso bosque húmedo tropical la visibilidad es muy limitada y el águila arpía ha desarrollado discos fasciales que le permiten detectar sonidos tenues, así como también la dirección exacta de donde provienen estos sonidos.

Los discos faciales en aves rapaces diurnas son muy raros, pero estos son adaptaciones más típicas de búhos y lechuzas que son aves nocturnas.

Como se da también en los búhos, el disco facial en el águila arpía está compuesto por plumas que forman un círculo alrededor de la cara. Estas plumas son levantadas y aplanadas a manera de receptores que direccionan el sonido hacia los oídos. En combinación con movimientos de la cabeza, el águila capta no solamente sonidos tenues sino también la procedencia de estos.

El águila arpía también tiene una cresta prominente que generalmente esta partida en dos dando la impresión de tener unos cachos. El águila puede bajar, levantar, y expandir la cresta, aunque la función de esta parece no tener una función fisiológica específica, sino que solamente un ornamental.

 

Águila adult mostrando el disco facial.

¿En qué parte del día las águilas arpías son más activas?

Las águilas arpías hacen todas sus actividades exclusivamente durante el día. Dependiendo de la actividad estas pueden permanecer acicalándose expuestas en las copas de los árboles cuando no están cazando. Pero cuando están cazando descienden a las partes más bajas de bosque donde permanecen quietas usando su muy agudo sentido del oído y visión esperando inmóviles antes de lanzar un ataque a una presa.

¿Que come el águila arpía?

Por lo general, las características de las patas de las aves de presa dan una buena idea del tipo de animales que le sirven de presa.

Quizás una de las características más distintivas del águila arpía son el grosor de sus piernas y el tamaño de sus patas y garras. No existe otra especie de ave rapaz en el hábitat del águila arpía que se asemeje a estas características. Las características de las piernas y patas sugieren que las águilas arpías cazan animales grandes. Y en efecto, cazan presas tan grandes como monos aulladores, perezosos, armadillos, y hasta crías de venados y pecarís.

Aunque prefieren animales grandes que proveen una buena cantidad de carne, las águilas son muy oportunistas. Estas pueden perseguir y capturar animales más pequeños con una destreza única para esquivar obstáculos. Esto debido a la forma redondeada y ancha, pero corta de sus alas. Cuando la oportunidad se presenta, las águilas cazan ratas grandes, iguanas, monos pequeños y hasta culebras.

Generalmente, el águila arpía forrajea por sus presas típicas en la parte superior y media del bosque. Sin embargo, si se da la oportunidad de un coati, armadillo, o agutí caminando en el suelo, las águilas lo atacaran y mataran en el suelo para luego subirlo hacia la parte media o alta del bosque para consumirlo.

Las águilas también corren el riesgo de ser heridas por sus presas. Los monos, coatis y otras presas tiene dientes afilados y se defenderán ante el ataque de un águila. Aunque animales como los perezosos no ponen mucha resistencia al ser capturados, los monos y coatis, entre otros, frecuentemente muerden y hieran a las águilas de manera que puedes hacer suficiente daño que inhabilite al águila de poder volar.

Algunas águilas, como en toda especie predadora que se alimenta de otros animales mueren debido a infecciones de heridas profundas causadas por sus presas. Las águilas juveniles que todavía no han aprendido las técnicas de caza y no prevén el peligro son tal vez las más propensas a este tipo de accidentes.

 

Las águilas arpías no cazan todos los dias y pueden comer la misma presa por varios dias.


¿Con que frecuencia cazan y comen?

Pese a su gran tamaño el águila arpía no necesita cazar y comer todos los días. Estudios de campo que monitorean las actividades de águilas arpías encontraron que estas puedes pasar más de una semana sin cazar ni comer.

Así como pueden pasar más de una semana sin comer, el águila arpía también puede comer la misma presa por vario días seguidos. Los mismos estudios encontraron que cuando las águilas cazan una presa grande comen parte de la presa cada día y el resto es guardado generalmente en una rama grande de un árbol. Aunque pasen varios días y la presa se empieza a podrir, a decir por la cantidad de moscas en el animal muerto, al águila sigue comiendo la presa aun cuando la presa ya está en obvio estado de descomposición.

¿Cuál es la función Ecológica del águila arpía?

Las águilas arpías, como todos los depredadores en la parte alta de la cadena trófica juegan un papel muy importante en los ecosistemas en los que viven.

Las águilas arpías eliminan presas vulnerables, como animales viejos, heridos, enfermos o muy jóvenes, dejando más recurso para la supervivencia y el éxito de los individuos sanos dentro de la población de sus presas.

Al controlar el tamaño de las poblaciones de sus presas, los depredadores ayudan a frenar la propagación de las enfermedades entre estas.

También, al controlar la distribución, abundancia y diversidad de sus presas, el águila arpía regula la distribución y abundancia de las especies que le sirven de presa a las presas que consume el águila arpía; y así sucesivamente en lo que es conocido como una cascada trófica.

El resultado más obvio de la eliminación de los principales depredadores en un ecosistema es una explosión demográfica en las especies que sirven de presa a los depredadores.

Esencialmente, los depredadores del ápice de la cadena trófica promueven la estabilidad en los ecosistemas al mantener a sus poblaciones de presas equilibradas ecológicamente.

 

Bosque Lado del Húmedo Tropical AmazónicoBlack-. Bosque humedo tropical tipico habitat del águila arpía.

 

Conservación del Águila Arpía

El águila arpía es una especie llamada sombrilla o paraguas. Una especie paraguas es aquella que se selecciona para tomar decisiones relacionadas con la conservación, generalmente porque proteger a estas especies protege indirectamente a las muchas otras especies que conforman la comunidad ecológica de su hábitat.

La idea es algo así como pensar que varias personas pueden pararse bajo un gran paraguas y protegerse de la lluvia, también pueden protegerse muchas especies de animales y plantas mediante la conservación de una especie como el águila arpía.

Al proteger el hábitat de una especie paraguas como el águila arpía estamos también protegiendo las presas de la que el águila arpía depende tales como los monos, ardillas, perezosos y otros animales. A la vez, también se protege las plantas y animales de los que se alimentan las presas del águila arpía, y así sucesivamente hasta llegar a las plantas y otras formas de vida que mantienen a todos los animales.

 

¿Por qué es que el águila arpía necesita nuestra ayuda?

El águila arpía, después del cóndor Andino es el ave rapaz más fuerte y de mayor tamaño, no solamente del bosque húmedo tropical, sino que también de toda Sudamérica.

A pesar de su tamaño y dominancia en los ecosistemas en los que viven, las águilas arpías están propensas a la perdida de las grandes extensiones de hábitat que necesitan para reproducirse y sobrevivir.

También, como son grandes y majestuosas llaman la atención de los humanos quienes las cazan por una serie de razones. Entrevistas a pobladores que comparten el hábitat con el águila arpía revela que estos piensan que las águilas pueden ser un peligro para sus animales y hasta para sus hijos pequeños. También las cazan por el simple hecho de tener un trofeo de un animal grande, raro, y majestuoso.

Los grandes predadores son los primeros en ser afectado por las actividades humanas y necesitan nuestra ayuda ahora más que nunca.

La tala de los bosques de manera masiva significa una pérdida de hábitat para las águilas, así como también para los animales que le sirven de presa. Las águilas tienen que moverse a lugares adyacentes, a territorios ocupados por otras águilas, generando enfrentamientos. La pérdida de bosque también fuerza a las águilas a buscar presas en bordes de bosques donde se exponen más a la caza por humanos.

 

Mini documental sobre aspectos basicos del biologia del águila arpía. Een idioma Frances. 

 

Reproducción del águila arpía: Nido, huevos y crías.

Plumaje y Edad de reproducción.

El águila arpía alcanza la edad y plumaje adultos a los cinco años. Al nacer están cubiertos de un plumón blanco el cual es reemplazado cuando todavía están en el nido, por un plumaje casi blanco con tonos grises claros. La joven águila permanece con el plumaje pálido del nido por un año, y lo reemplaza cada ano por una versión más oscura de su plumaje. Al llegar a los cinco años, el águila arpía alcanza el plumaje y la edad de adulto. A partir de los cinco años el plumaje es reemplazado cada año, pero este no cambia en coloración.

Con el plumaje típico de adulto, de espalda y pecho oscuro con una cabeza gris, el águila arpía reconoce a otros miembros de la especie como adultos y empieza la búsqueda de una pareja. Se cree que una vez que dos águilas forman una pareja, estas permanecen juntas de por vida si los dos siguen vivos. Se sabe que, si un miembro de la pareja muere o desaparece, el águila sobreviviente encontrara otra pareja.

Las águilas usan el mismo nido cada año si continúan teniendo éxito en tal nido y se cree que estas pueden permanecer juntas por hasta 30 años.

El Nido del águila arpía

Las águilas arpías prefieren arboles emergentes y muy altos, de unos 130 pies o 40 metro de altura para colocar sus nidos. Estos generalmente se encuentran en la bifurcación o encuentro de dos o más ramas grandes las cuales crean el sostén del nido. Por lo general, los árboles de nidos son arboles emergentes.

El nido es construido por los dos adultos los cuales colectan ramas que estos rompen de árboles adyacentes. Por lo general mientras uno trae ramas al nido el otro miembro de la pareja está en el nido para arreglar las ramas.

Observaciones de campo indican que un nido de arpía por lo general tiene 300 ramas. Como los adultos usan el mismo nido por el tiempo que están juntos, estos agregan nuevas ramas encima del mismo nido cada vez que intentan una nueva nidificación. Esto resulta en un nido cada vez más grande y alto cada año. Algunos nidos de águilas arpías alcanzan tamaños de 6 pies de diámetro más de un pie de espesor.

Adulto y polluelo fotografiados en la Amazonia de Brasil. Foto: Antonio Pessoa

La pareja copula en varias ocasiones durante la construcción del nido.

Una vez que se completa el nido, la hembra pone uno o dos huevos blancos. El periodo de incubación dura aproximadamente 55 días de los cuales la hembra los incuba la mayor parte del tiempo. Ella incuba los huevos toda la noche y buena parte del día. Mientras toma un descanso, el macho la reemplaza en la incubación de los huevos. Mientras la hembra incuba los huevos el macho trae alimento a la hembra y está siempre cerca al nido para proteger a la pareja y los huevos de posibles depredadores.

Nacimiento del Polluelo

Aunque la hembra mayormente pone dos huevos, solo crían un pichón. La hembra incuba los dos huevos hasta que nace el primer polluelo. A partir de ese momento deja de incubar al otro huevo el cual termina muriendo en la forma de un embrión. Los ornitólogos creen que la razón por la que el águila arpía pone dos huevos es solamente para asegurarse de que por lo menos uno va a eclosionar. El esfuerzo y tiempo que toma criar a un solo polluelo hace casi imposible criar a dos a la misma vez.

Desarrollo y alimentación del Polluelo

Una vez que nace el polluelo, la hembra continúa permaneciendo la mayor parte del tiempo en el nido, esta vez protegiendo al polluelo. El macho pasa el tiempo cazando y trayendo presas al nido para le hembra y el polluelo. La hembra recibe las presas y despedaza pequeños trozos para el polluelo. En total, desde el momento que la hembra pone los huevos esta permanece la mayor parte del tiempo en el nido por casi cuatro meses que es cuando ella empieza a hacer salidas cortas fuera del nido.

El hambriento polluelo es alimentado constantemente por los padres y en un periodo de 5 a 6 meses alcanza un tamaño en el cual está listo para aventurarse a ramas cercanas al nido. El tamaño de polluelo a esta edad es un poco menor que el de los padres.

La forma en que los padres alimentan al polluelo va cambiando a medida que este crece. Después de eclosionar y durante los primeros meses de vida, los padres despedazan trozos de carne para alimentar al polluelo, a la edad de 4-5 meses los padres traen las presas muertas al nido y el polluelo se lanza a la presa como practicando cazarla. A partir de estos momentos el polluelo arranca los pedazos de carne que va a comer por sí solo.

Polluelo de approximadamente mes y medio. Foto: Erivaldo Almeida.


El polluelo deja el Nido

A partir del cuarto al quinto mes el polluelo empieza a practicar el vuelo en forma estacionaria aleteando sobre el nido. Pronto después empieza a tomar vuelos de rama a rama cercana en el mismo nido del árbol y después empieza a aventurarse a otros árboles y a seguir a los padres.

El polluelo depende de los padres por el primer o segundo año después de dejar el nido mientras aprende y practica las técnicas de cacería de las presas. Una vez que es capaz de cazar por si solo todo el tiempo, el polluelo se empieza a alejar cada vez más del territorio de sus padres hasta dejarlos por completo.

A la edad de 4 a 5 años el polluelo, sea macho o hembra, empieza a buscar una pareja con la cual encontrara un árbol emergente ideal para construir un nido y empezar una nueva historia familiar que puede durar hasta 30 años. Las águilas arpías por lo general se reproducen cada dos años si han tenido un nido exitoso el año anterior. Si el intento de nidificación falla un año, la pareja vuelve a intentar el año siguiente. No crían cada año porque si tuvieron éxito significa que el próximo año todavía están acompañando al polluelo del año anterior y no pueden empezar otro nido.

 

Referencias:

  • International), BirdLife International. «IUCN Red List of Threatened Species: Harpia harpyja». IUCN Red List of Threatened Species. Consultado el 26 de junio de 2020.
  • Rettig, Neil L. (1978). «Breeding Behavior of the Harpy Eagle (Harpia Harpyja)». Auk 95 (4 (October-December)): 629-643.
  • Harpy Eagle. Wikipedia, the free encyclopedia.